LA NEGRITUD EN TOLUCA Y LAS MUJERES

Se ha concebido históricamente a la mujer como el ser suave y dulce, sentimental, afectiva, histérica, maternal, recatada, débil, protegida, dependiente, sumisa, insegura, bonita, monógama, masoquista, de su casa, etcétera, en contraposición al hombre que es considerado duro, rudo, frío, intelectual, obsesivo, ¿paternal?, audaz, fuerte, protector, independiente, dominante, seguro, ¿feo?, polígamo, sádico, del mundo, etcétera. Lo anterior es producto de la evolución histórica, desde la desaparición del matriarcado en donde la mujer poseía una superioridad por conservar la magia de la reproducción, fenómeno imposible en el hombre, también es cierto que hoy todavía el hombre es incapaz de concebir, pero la magia se esfumó desde el instante que el hombre se supo elemento clave para la concepción.

Fuente: 4 sucesos importantes de la Historia de México.blogspot.mx 
Empero todo lo anterior que no se niega en la mujer, tampoco se puede afirmar al cien por ciento, porque la escritura de la historia del hombre por parte de los hombres, ha relegado a las mujeres, en la gran parte de la Historia de México la ha excluido, sin reconocer que "La mujer se constituyó en el cimiento económico invisible de la sociedad de clases. Por el contrario el hombre cristalizó el trabajo visiblemente económico".

Esta invisibilidad no le quita autoridad a la mujer de haber sido columna de la economía y de la sociedad. En esta investigación solamente me encargaré de presentar ejemplos de mujeres anónimas, que hicieron posible la evolución de la sociedad del Valle de Toluca durante el siglo XVII.

Mujeres, negras y esclavas

Las mujeres que aparecerán en este texto pertenecen a las tres razas principales que tuvieron presencia en el México Colonial -negras, indígenas y españolas-. La primer interrogante por obvias razones -conocimiento de la historia- es ¿cómo una negra puede ser la fuerza de la sociedad? La esclavitud era una actividad que enriquecía a unos pocos y sometía a los más débiles, hombres y mujeres, niños y niñas, ancianos y ancianas, no importaba el sexo, no importaba el género, indiscriminadamente eran sometidos unos y otros, así que, cómo afirmar que las mujeres fueron importantes para la sociedad. A la esclava se le trataba como un bien mueble, la negra esclava realizaba un trabajo que eximía del mismo a los blancos o a las españolas, es el caso de las negras chichihuas, mujeres encargadas de amamantar a los que después llevarían las riendas de la economía y la política colonial, las mujeres blancas no amamantaban porque el cuerpo se deformaba, así, muchos de los grandes hombres de negocios, de la política y de la sociedad colonial, fueron amamantados, criados, alimentados, con leche de esclavas negras.

La mujer negra tenía un costo superior a los varones, cuando estaba embarazada, porque se tenía una ganancia en el producto, la compra de una negra era una inversión, cuando se encontraba en condición reproductiva, embarazada o lactando, era inversión porque se aseguraba mano de obra a bajo costo. Se puede afirmar que estos no son pilares de la sociedad, si no reconocemos que en la negritud está nuestra tercera raíz, no podremos afirmar que fueron fundamentales para la evolución social de nuestra región.


La esclavitud era su condición, no tenían opción, aparte del suicidio, pero encontraron formas de sobrevivir y algunas de ellas de vivir a modo de las comunidades negras, pero finalmente vivir, es el caso de las mujeres que escaparon junto con los hombres para formar palenques en las montañas. No es el caso para el Valle de Toluca, pero sí podemos afirmar que la fuerza de la mujer vasta, cuando leemos documentos como el juicio que emprende María de la O, en contra del administrador, español, de un obraje, por haber asesinado a su marido. Tampoco se concibe que una negra, esclava y mujer haya podido dar cause a un juicio en contra de un español, mucho menos si conocemos las leyes que dominaban las colonias españolas, dentro de las cuales afirmaba que la mujer no podía participar en tareas masculinas tales como las de abogar por otros, sin embargo, el juicio está documentado y ello nos hace pensar que aún contra la ley, el uso y la costumbre escrita en la historia oficial, la vida cotidiana permitía, a la mujer, tener injerencia en asuntos en los que solamente un hombre podía acceder.

Las mujeres negras que encontramos documentadas para el periodo 1600-1648 tienen distintos intereses, que no conocemos porque no nos los ha hecho llegar la historia oficial, aunque se puede preguntar a los documentos y constatar que hubo mujeres que adquirieron su libertad por los servicios que restaron a sus amos o amas, por ejemplo.

Asimismo encontramos aquellas, esclavas, que acompañaron a la monjas hasta la muerte de una de las dos, mujeres que fueron llevadas como prenda de dote y que aprendieron junto a sus amas monjas las labores del convento y sin embargo no figuran, como no lo hacen el armario ni el buró, pero que tuvieron tensión, que aprendieron y muchas veces dieron fortaleza para que una Sor Juana Inés de la Cruz está en las páginas de la historia.

"De repente se le ocurrió la mejor forma de trazar el movimiento y mandó a Juanilla espolvorear todo el suelo de la cocina con harina. Cuando las niñas hicieron girar las peonzas en la harina Juana observó que a mayor rapidez, más pequeña era la espiral que describían en el polvo blanco, y cuando la velocidad de las peonzas disminuía, las espirales se alargaban hasta formar una elipse. Imaginó que de esta misma forma girarían los planetas alrededor del Sol. ¿Qué ves?/ Un buen huevo desperdiciado -replicó Juanilla- y el último resto de piloncillo echado a perder. / ¿Y qué esperabas? Estamos estudiando el universo. La ciencia es cara, Juanilla. / ¿Hemos terminado, madre? /De momento sí".

Mujeres que aprendieron ¿cuánto? ¿qué? No sabemos, lo que podemos afirmar es que aprendieron a vivir y a hacer vivir a sus hijos, comprando su liberta ¿cómo? Es algo que la investigación histórica nos dirá en algún momento.

Catalina Angola, negra libre, vecina de la Ciudad de México, se compromete a pagar a Diego de Valencia de la Ciudad de Los Ángeles, 100 pesos, cantidad que fue prestada para comprar a su hijo Juan, negro esclavo de 9 años de edad, de quien el Convento de San Agustín había hecho trato de venta con Diego de Valencia; la madre lo recupera mediante la paga de 220 pesos.

Mujer: ¿Imbecilitus sexus?

Las mujeres tenían poder económico y social en muchas sociedades antes de que los europeos empezaran a extenderse por el mundo, difundiendo su creencia de que la mujer era inferior por naturaleza al hombre, inclusive la Ley la califica de imbecilitus sexus, aún así, la mujer representa una fuente de poder no explícita en la historia. Las mujeres de la Nueva España estaban divididas por estratos sociales dentro de los que se encontraban las razas y las castas. Las tres razas predominantes en la Colonia: españolas, indígenas y africanas, fueron registradas en los archivos parroquiales, cuando nacían, cuando se casaban y cunado morían, aunque las tres razas se encontraron separadas, en libros diferentes, si la vida las hacía distintas la una de las otras, la iglesia lo reafirmaba. También las encontramos en los libros notariales, ejerciendo el mando de una familia, haciendo transacciones comerciales, vendiendo, comprando, administrando, dando fe, etcétera, no era tan mujer del hogar, también era mujer del mundo.

La iglesia reafirma su papel de dependencia y sumisión de la mujer, "Ni tampoco creó Dios el hombre para la mujer, sino a la mujer para el hombre. Por tanto, en atención a los ángeles, la mujer debe llevar sobre su cabeza el signo de su dependencia".

Así el signo de sumisión y dependencia nos haría suponer que la mujer no puede hacer nada sin la palabra del varón. Si las negras compraban su libertad y la de sus hijos, podemos hablar de cierta independencia con respecto al hombre. Empero si analizamos el papel que juega la mujer durante la historia, comprobaríamos que en todas las épocas, la mujer tiene un papel importante, no en exclusiva al interior del hogar, sino dirigido al exterior, a la empresa, al trabajo, a la pelea por la sobrevivencia.

Fray Juan Luis de León en la Perfecta Casada en el año de 1538 afirma que "Y el hombre que tiene fuerzas para desvolver la tierra y para romper el campo y para discurrir por el mundo y contratar con los hombres, negociando su hacienda, no puede asistir a su casa, a la guarda de ella, ni lo lleva su condición; al revés de la mujer, que por ser natural flaco y frío es inclinada al sosiego y a la escasez, y es buena para guardar, por la misma causa no es buena para el sudor y trabajo de adquirir".

Fuente: Dra. Georgina Flores García, Socio Numerario de la SOMEGEM. Revista "Sociedad y Cultura", Órgano Informativo de la SOMEGEM. Año V Segunda Época. Abril de 2006.

EL PRIMER AYUNTAMIENTO DE TOLUCA

La instalación del Primer Ayuntamiento de la Ciudad de Toluca, acontecimiento que marca la fecha de su nacimiento como gobierno municipal y su constitucionalidad.


El municipio, en ese entonces había sido corregimiento y formaba parte del Marquesado del Valle de Oaxaca, otorgado a Hernán Cortés por Carlos V, el 6 de julio de 1529. Se integraba por 25 pueblos, todos ellos localizados dentro de los límites actuales, los cuales eran regidos por sus propias autoridades indígenas, que eran electos anualmente.

La ciudad era gobernada por el subdelegado, Capitán Nicolás Gutiérrez Caballero, tenía una población de 9,000 habitante y su vida giraba alrededor de los conventos franciscano de la Asunción, El Carmen, La Merced destinado a los mulatos que eran descendientes de los esclavos negros traídos del África y de San Juan de Dios que tenia un hospital.
Nuevo símbolo de Toluca. Museo Torres Bicentenario.
Foto: www.conaculta.gob.mx

La agricultura, el comercio y la ganadería eran las principales actividades económicas; esta última, consistía en la crianza de cerdos de los que se hacía y se sigue haciendo el riquísimo chorizo, tal y como lo menciona Fray Antonio de Ciudad Real en su tratado curioso y docto de Las grandezas de la Nueva España, cuando afirma "...hay muchas estancias, críanse muchos puercos y hacense maravillosos perniles que tienen fama en toda la Nueva España".

El establecimiento del primer ayuntamiento, tiene como fundamento el testimonio del historiador Aurelio J. Venegas, refrendado por el investigador Miguel Salinas en su libro Datos para la historia de Toluca, en el cual señala textualmente: "Conforme a lo dispuesto en el Artículo 6º Capítulo 1º de la Constitución Política de la Monarquía Española, el día 13 de diciembre del año 1812, se erigió el Ayuntamiento en la Ciudad de Toluca; pero no se instaló este cuerpo sino hasta el 20 de mayo del siguiente año de 1813, habiendo funcionado hasta fines de diciembre de 1814, en que se disolvió, en virtud de la orden que comunicó el Excelentísimo Señor Virrey, restableciéndose el sistema de Representación Política que se observaba en el año de 1808, quedando como anteriormente, una diputación compuesta de ocho individuos y un Personero, Síndico, Independientes, todos, del Corregidor Subdelegado".

Plaza de los Mártires, Toluca.
Foto: México es Cultura
Es importante destacar que la creación de nuestro municipio, se da en plena lucha armada por la Independencia de México, siendo participe Toluca en dos momentos cruciales: la llegada de Miguel Hidalgo el 28 de octubre de 1810 y el fusilamiento de cien indígenas en el centro de la ciudad el 19 de octubre de 1811, el lugar se conoce como "Plaza de los Mártires".

A partir de este momento, la historia de Toluca ha sido una historia de lucha constante por la libertad y el progreso; por ello, la remembranza de este episodio tiene un profundo significado de identidad, solidaridad y hermandad.

Fuente. José Luis Alanis Boyso, Historiador y Cronista municipal de Toluca y Socio Numerario de la SOMEGEM. Revista "Sociedad y Cultura", Órgano informativo de la SOMEGEM. Año XVII  Segunda Época, Junio 2012.

HERENCIA DE JOSÉ VASCONCELOS EN LA EDUCACIÓN MEXICANA

Por. Dra. Ma. Dolores García Perea
        Investigadora en Ciencias de la Educación y Socio Numerario de la SOMEGEM.

Considerando que el homenaje es el acto ceremonial mediante el cual se manifiesta el respeto, la admiración el reconocimiento hacia alguna persona, las palabras contenidas en este artículo tienen la finalidad de rendir homenaje no sólo a uno de los intelectuales más importantes de México del primer tercio del siglo XX, sino también el ideólogo más original y representativo que hasta hoy ha habido en América Latina: José María Albino Vasconcelos Calderón (1882-1959).

Los biógrafos y estudioso de José Vasconcelos, como respetuosamente lo llamaron las personas con quien interactuó, no dudan en afirmar que todos los y reconocimientos hechos en vida y post-mortem son insuficientes para mostrar la herencia legada por él; al configurar, cimentar y consolidar un sistema educativa con base a la filosofía humanista y perfilar una cultura nacional tendiente a reivindicar al mexicano como un ser histórico capaz de conquistar el mundo a partir de su intelecto y del espíritu libre y autónomo.

Para los lectores que desconocen la trayectoria del intelectual oriundo de Oaxaca, que realizó sus primeros estudios en la comunidad fronteriza de Eagle Pas, Texas; y vivió su juventud en las ciudades de Piedras Negras, Campeche y Toluca (debido a los cargos aduaneros que tenía su padre), basta con señalar que el poeta mexicano Carlos Pellicer ha llamado a Vasconcelos como "El hombre de genial impaciencia" debido al don de gente y al genio filosófico que hereda al sistema educativo mexicano que sólo unos cuantos hombres poseen.

Creó el Ateneo de la Juventud en 1909, a la que presidió; ocupó los cargos de Ministro de Instrucción Pública durante el gobierno de Porfirio Díaz; Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México en 1920 a 1921, el lema "Por mi raza hablará el espíritu" fue adoptado por él; crea e institucionaliza las campañas de alfabetización, impulsa la construcción de escuelas, generosa política de acercamiento con los pueblos hispanoamericanos, instituye las comisiones culturales, envía a los maestros a las zonas rurales de todo el país, reestructura la educación mexicana, mejora la Biblioteca Nacional y ordena la construcción del actual edificio de Educación Pública, crea las normales rurales, las escuelas técnicas e industriales, instituye el desayuno escolar desde nivel primaria hasta la universidad, en dos ocasiones fue Director de la Escuela Nacional Preparatoria, edificó la Universidad Popular Mexicana, abrió bibliotecas y organizó la primera campaña contra el analfabetismo.

Vasconcelos es también considerado como el arquitecto de la educación nacional porque sus preocupaciones y ocupaciones fueron las de ofrecer a México la ruta que lo elevara al rango de país civilizado y culto. Tal hecho explica, entre otras acciones, el apoyo brindado a los artistas más destacados, al fomentar la pintura a través de contratos con pintores como Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y Rigoberto Montenegro, la edición de una serie de clásicos de la literatura universal, la revista "El Maestro" y el semanario "La Antorcha", la invitación a trabajar en el país a los educadores Gabriela Mistral y Pedro Henríquez Ureña, la creación de la Orquesta Sinfónica Nacional, el surgimiento de las escuelas de pintura, la institucionalización de la Radio Educación, la implementación de la biblioteca móvil y el traslado de los materiales de la Hemeroteca Nacional a la ex-iglesia de San Pedro y San Pablo.

Hombre de convicciones, tanto que renunció a la Secretaría de Educación en 1924 al estar en desacuerdo con la elección del candidato Plutarco Elías Calles a la presidencia de la república y por ello tuvo que exiliarse en el extranjero.

Carlos Pellicer afirma que la filosofía humanista de Vasconcelos es la herencia más importante para comprender la educación de hoy en día. Los aspectos centrales de dicha filosofía son: sentir la cultura mestiza como base del concepto de la mexicanidad, mexicanizar el saber (hacer objeto de estudio la antropología y el medio natural del país), hacer de Latinoamérica el centro de una gran síntesis humana, emplear el sentido del servicio y amor fraterno del saber humano como medio de ayuda a los desprotegidos y valerse del industrialismo como simple medio, nunca como un fin, para promover el progreso de la nación.

La mayor influencia de Vasconcelos en la conformación del México moderno con su genio filosófico fue fortalecer la educación y la cultura mexicana. 

LEONA VICARIO LA HEROÍNA INSURGENTE

Leona Vicario
Leona Vicario nace en la Ciudad de Toluca, Estado de México, el 10 de abril de 1789, fue bautizado en la Parroquia del Arcángel San Miguel del pueblo de Tacuba (hoy Delegación Miguel Hidalgo, Distrito Federal), el nombre es María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador, sus padres fueron  el señor Gaspar Martin Vicario (Español)  y la señora Camila Fernández de San Salvador y Montiel de la ciudad de Toluca.

A los 18 años de edad queda huérfana, y se va a vivir con su tío a la Ciudad de México, el abogado Agustín Pomposo Fernández de San Salvador y Montiel, que tenía un prestigiado bufete de abogados y era partidario de la Corona Española; una vez instalada en la capital del virreinato, siguió su educación, aficionándose a la pintura, lectura y el canto; recordemos que en aquellos tiempos los libros eran muy censurados y los lectores de los llamados libros heréticos eran perseguidos, todo libro que se contrapusiera a la religión y a los españoles era herético.

Leona se interesó mucho en la política y en la Historia de México, de ahí es donde nacen en ella sus ideas libertarias para su pueblo, todo ello a pesar de que su entorno familiar y social era muy diferente a esos pensamientos, pero sí lo comentaba con las personas del pueblo que estaban a su servicio, se convirtió en una persona culta y preparada y sobre todo forjo en su ser, un amor a su patria.

José de Iturrigaray
Un acontecimiento político inesperada vino a conmover profundamente a los habitantes de la Nueva España, en septiembre de 1808, surgieron las primeras ideas independentistas, encabezadas por el Padre Mercenario Peruano Fr. Melchor de Talamantes y los naturales de la Nueva España, Licenciados Francisco Primo de Verdad y Juan Francisco de Azcarate y Lezama, fue un movimiento de Independencia enteramente diplomático, cuando la anarquía reinaba en la Metrópoli, a causa de la invasión napoleónica, y desde luego lograron que el quincuagésimo sexto Virrey de la Nueva España José de Iturrigaray, los ayudara sin darse cuenta lo que hacía, viendo los españoles residentes de la capital cuan perjudicial era este movimiento, encarcelaran al propio Virrey y a los iniciadores del movimiento, muriendo poco después el Padre Talamantes y el Licenciado Primo de Verdad; también persiguieron al Coronel Obregón, padre del prometido de Leona, pero logró escapar, aunque tiempo después también en forma misteriosa murió en la Ciudad de León, Octaviano se fue a trabajar a España y allá se quedó haciendo su carrera de abogado y una carrera en la administración pública, durante este tiempo Leona siguió su vida social.

Francisco Primo de Verdad
Leona Vicario ocupaba de correo al arriero criollo nacido en Toluca Mariano Salazar, el 25 de febrero de 1813, la envió para que le entregara unos papales al Insurgente Miguel Gallardo, pero Salazar fue aprehendido en compañía del arriero José González por el Capitán Realista Anastasio Bustamante, en la ranchería de Chiluca que pertenecía a Tlalnepantla y envió los papeles al Virrey Francisco Javier Venegas, quien ordeno de inmediato fuera detenida Leona Vicario, aunque logró escapar, fue encontrada por su tío Agustín Pomposo, quien la entrego el sábado 13 de marzo al Colegio de Belén para que quedara como reclusa forzada.

Los insurgentes no podían abandonar a Leona y resolvieron sacarla del Colegio de Belén y encargaron llevar a cabo esa empresa temeraria al Coronel Francisco Arroyave, Antonio Vázquez Aldana, antiguo sargento mayor de las Milicias de Campeche y Luis Alconedo, el 23 de abril de 1813 emprenden esta acción en compañía de otras tres personas más y después de maniatar a las porteras, llegaron hasta las celdas y preguntaron a las señoras Salvatierra, quién de ellas era Leona Vicario, a lo que contestaron que no y al entrar a la celda de Leona preguntaron, ella les contestó que sí, enseguida la sacaron, la voz corrió como reguero y se cerraron las salidas de la capital, por lo que tuvo que permanecer varios meses oculta.

Andrés Quintana Roo
Por fin pudo encontrarse en julio de 1813, con Andrés Quintana Roo, su primo Manuel Fernández de San Salvador, y de ahí los acompañó, hasta que se casó con Andrés en el mineral de Tlalpujahua y desde entonces anduvo peregrinando en donde anduviera el Congreso de Anáhuac, del cual Andrés Quintana Roo era Vicepresidente, a la debacle insurgente y a la muerte José María Morelos y Pavón y su esposo pertenecían al reducido grupo de abnegados patriotas que con ciega fe procuraban el triunfo final, perseguidos más y más estrechamente por las fuerzas realistas, tenían que huir por desiertos, montes y cerros.

Huyendo dio a luz a su primera hija el día 3 de enero de 1817, dentro de una áspera cueva en una comunidad llamada Achipixtla y fue bautizada en algún pueblo cercano recibiendo el nombre de Genoveva, por el cuidado que la niña necesitaba tuvieron que esconderse en la sierra de Tlatlaya, en un pequeño rancho llamado Tlacuspa de la Alcaldía Mayor de Sultepec.

El 14 de marzo de 1818, las tropas realistas al mando de Vicente Vargas, llegaron a la sierra y al saber Andrés de su presencia, sabía que si los detenían serían pasados por las armas ya que nunca habían solicitado un indulto, por lo que redacto una brevísima solicitud de indulto a la cual puso fecha de 12 de marzo de 1818, y huyó solo, momentos después Vargas detiene a Leona, quien digna solo se limitó entregar la solicitud de indulto firmada por su esposo, no obstante fue hecha presa y conducida al pueblo de San José Tejupilco, jurisdicción de Sultepec, desde ahí se le comunicó la detención de Leona al comandante realista de Temascaltepec, el Teniente Coronel Miguel Torres, y se le remitió la solicitud de indulto presentada por Leona, quien con fecha de 16 de marzo acepta el indulto, y le escribió a Andrés Quintana Roo donde le aceptaban el indulto, trasladándose hasta San José Tejupilco para reunirse con Leona y su hija Genoveva, los tres quedaron custodiados, en espera de que el Virrey Juan Ruiz de Apodaca resolviera si aprobaba o no la gracia del indulto que había otorgado el Coronel Torres, el 27 del mismo mes, el Virrey confirmó dicha gracia y que no la sujetaba a condición alguna, en ella escribió que Leona y su esposo debían de disfrutarla en España.

Leona nunca dejó de cumplir sus obligaciones de buena ciudadana, se consagró a su hogar y hacer el bien a cuanto mesteroso tocaba sus puertas y su casa se convirtió en asilo de pobres, murió piadosamente como había vivido a las nueve de la noche del 21 de agosto de 1842, a los 53 años de edad, su cadáver fue llevado al templo de Santo Domingo para las honras fúnebres y para su inhumación al Panteón de Santa Paula, presidió los fúnebres el entonces Presidente de la República Antonio López de Santa Anna.

Ángel de la Independencia, Paseo de la
Reforma, Ciudad de 
México
Sus restos permanecieron en este panteón hasta el 28 de mayo de 1900, fecha en que el Presidente de la República General Liberal Porfirio Díaz Mori, los colocó en la Rotonda de los Hombres Ilustres y, finalmente desde el año de 1925, descansan en el monumento de la Independencia, mejor conocido como el Ángel de la Independencia en el paseo de la Reforma de la Ciudad de México.

Su esposo Andrés Quintana Roo murió también en su casa de Santo Domingo el día 25 de abril de 1851, fue sepultado en el Santuario de nuestra Señora de los Ángeles, y después, las cenizas de él y de su esposa, peregrinaron como queriendo recordar su huida por desiertos, montes y cerros, a la Rotonda de los Hombres Ilustres y posteriormente al Monumento a la Independencia.

C.P. Rafael Jiménez Pimentel, 
Socio Numerario de la Somegem

EVA MARÍA ZUK. LA CONJUGACIÓN DEL ARTE, TALENTO Y BELLEZA.

Pianista de nacionalidad mexicana, nació en Lodz, Polonia, de donde sus padres salieron cuando ella tenía ocho meses para establecerse en Caracas, Venezuela. Inició sus estudios de piano con su madre a la edad de cuatro años, hizo sus primeras apariciones a los seis, debutó con la Orquesta Sinfónica de Venezuela a los diez y recibió su título de Profesora Ejecutante de Pianos del Ministro de Educación de Venezuela a la edad de trece años. Arthur Rubinstein la escuchó en Carcas y la aconsejó estudiar en la Escuela de Música Juilliard en New York, donde obtuvo el grado de Maestría en Ciencias a la edad de veinte años. Realizó estudios de posgrado en Varsovia y de dirección de orquesta en París. Algunos de sus maestros fueron Gerty Hass, Edgard Steuermann, Rosina Lhevinne, Zbigniew Drzewiecki y Leon Barzin.

Eva María Zuk tocanado en la Radio y Televisión de Bèlgica
en Bruselas
Ha sido solista con 49 orquestas de países europeos y americanos (Filarmónica de Londres, Sinfónica de Moscú, American Symphony, Orquesta Tonkûnstler de Viena, Orquesta Pasdloup de París y la Orquesta de Radio y Televisión polacas en Katowice y Cracovia, entre otros), bajo la batuta de más de 70 directores.

Eva María Zuk, tocando a cuatro manos son su madre,
a los 4 años de edad.
Entre sus grabaciones se cuentan: los conciertos de Chopin con la Orquesta Filarmónica de Londres, un recital de Chopin; una Antología de la Polonesa para piano, producto de sus propias investigaciones y que construye la primera colección grabada que muestra la evolución histórica de una forma musical; el Concierto en Re Mayor de Haydn, dirigiendo desde el piano a la Orquesta de la Cámara de los Ángeles, con sus propias cadenzas; la Noche en los Jardines de España de De Falla, con la Orquesta Sinfónica del Estado de México, que fue calificada como la "mejor interpretación disponible de esta obra" por la revista Fanfare Music Magazine; la música para piano de los compositores mexicanos del siglo XIX, Felipe Villanueva y Ricardo Castro (el de Castro fue el primer disco dedicado íntegramente a sus obras para piano); y una selección de obras para piano escritas por compositores mexicanos contemporáneos.


Eva María Zuk, ensayando antes de su
debut con la Orquesta Sinfónica de
Venezuela a los 10 años de edad.
Ha recibido más de 50 premios, medallas y diplomas de gobiernos e instituciones privadas, como la Orden Andrés Bello y del Bicentenario de Simón Bolivar de Venezuela; la Cruz de Caballero de la Orden al Mérito y la Medalla del Centenario de Farol Szymanowski de Polonia; el Escudo de Armas de San Juan de Puerto Rico; la Medalla de Bronce en el Concurso Internacional de Piano Reina Elizabeth de Bélgica; tres veces galardonada por la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música, entre otros.

Su repertorio abarca desde música barroca hasta la contemporánea, e incluye programas dedicados enteramente a Bach, Beethoven, Chopin, Liszt, Rachmaninoff, música polaca, música mexicana, música venezolana, así como formas musicales (sonatas, variaciones y danzas) y más de 30 conciertos para piano y orquesta.

Eva María Zuk un programa para la
televisiòn polaca en el apartamento donde
viviò Federico Chopin en Varsovia,
Polonia. A los 19 años.
Ha ofrecido conciertos, conferencias, recitales en países del continente americano y en Corea del Sur, así como programas y series televisivas. También ha sido miembro de jurado en concursos de piano.

En el campo de la investigación musical publicó el libro titulado Felipe Villanueva. Obras para Piano, con su propia edición de 28 piezas del compositor mexiquense.

Críticas Internacionales

"Magnífico Concierto de Eva María Zuk. En la Filarmónica de Varsovia tocó un recital verdaderamente extraordinario. Es una artista magnífica, madura y excitante. La claridad de expresión y poesía predominan su interpretación".
Z. Czajkowska Slowo Powszechne
Varsovia, Polonia.

"Talento brillante, exuberante, lleno de vida hasta la violencia del colorido y de las sonoridades. Sus interpretaciones tienen personalidad y fuego, con inteligencia y ardor."
Jacques Stehman. Le Soir
Bruselas, Bélgica.

"Clara Schumann debió haber tocado esta obra (el Concierto de Schumann) en su estreno, del mismo modo que Eva María Zuk; agraciada y vaporosa, fogosa y ceñida, con fuerza femenina en los tormentos fortes, nunca con reacciones abruptas sino rodeados siempre de sentimientos. El público otorgó a la simpática pianista un aplauso excepcionalmente largo, y ella lo agradeció con dos piezas de regalo que forzaron la bienaventurada impresión del Concierto de Schumann."
Heinz Albert Heindrichs, Noticias de Ruhr.
Gelsenkirchen, Alemania.

"Altamente dotada mujer con una bien definida personalidad musical es la pianista Eva María Zuk. Se manifiesta con una versión autoritativa de todo lo que interpreta. Su programa fue largo, variado y extremadamente exigente. Demuestra una interpretación madura y sofisticada. Aunque pude jugar con torrentes de ornamentos, su interés es fundamentalmente intenso y serio. El grupo de obras de Chopin se destacó por su verdadera poesía eslava."
Ylda Novik. Washington Star
Washington D.C. U.S.A.

"Fogoso Recital de Piano. Su interpretación del grupo de obras de Liszt fue excelente en todos los sentidos. Actuó especialmente bien, también, en Chopin. Su precisión y corrección musical fueron admirables a través de todo el programa, que también incluyó Sonatas de Beethoven y Berg y la Suite op. 14 de Bartok."
Allen Hughes. The New Cork Times
Nueva York. U.S.A.